¿Qué es? ¿Lo necesito? ¿qué hace el terapeuta?

Esta es la primera entrada en mi blog personal y durante una serie de semanas voy a abordar una tematica en la que llevo años trbajando, la psicoterapia, y espero contribuir a ir aclarando algunas dudas o ampliando los intereses de aquellas personas que se acercan a este tipo de tratamiento.

A lo largo de las siguientes entradas (quincenalmente) ire explicando con detalle qué es la psicoterapia y todas y cada una de las preguntas que cualquiera puede hacerse en torno a este tratamiento. En uno de los apartados de mi web (FAQ) explico de manera sucinta algunas preguntas que puedan surgir. Pero es en mi blog, aquí, donde me gustaría, noticia a noticia, detalle a detalle, aclarar todas sus dudas, contribuir a aplacar algunas de sus curiosidades o abrirle nuevas puertas y campos de visión.

Siempre y cuando Ud. se plantee en algún momento, que necesita ayuda, apoyo… que sienta que algo no funcione lo suficientemente bien o que la palabra terapia asome a sus pensamientos, significa que un tratamiento basado en el diálogo y apoyado por un especialista, puede suponer un avance en el camino de aliviar su malestar y en la búsqueda del bienestar.

Un terapeuta puede ser alguien con quien hablar sobre su malestar, depresión, ansiedad, inseguridad, probñlemas de relacion interpersonal dudas sobre sus planes de futuro, confusión ante decisiones importantes, duelos por la perdida de personas queridas o situaciones deseadas… y que le propicie un beneficio. Si efectivamente Usted esta dudando acerca de determinados temas importantes de su vida y siente que necesitaría poder hablar con alguien acerca de ello, probablemente sea el momento en el que deba Usted plantearse acudir a un psicoterapeuta porque probablemente pueda obtener algún beneficio en un tratamiento de este estilo.

En ocasiones puede Usted utilizar un cuestionario muy sencillo el OQ-45.2, este es un test de evaluación de síntomas habituales en personas que consultan y que le ayuda a medir de forma  consistente con algunas preguntas, cual es el nivel de malestar psicológico que Usted tiene, su grado de bienestar, su nivel de funcionamiento interpersonal y social y riesgos.

Si Usted desea autoaplicarselo, escríbame desde la zona de contacto y se lo haré llegar junto a su sistema de corrección.

Comprendiendo el papel del terapeuta:

El terapeuta tiene que ser alguien en cuyos objetivos este comprender las características del paciente como persona y construir entre ambos cuáles son los objetivos que les van a unir a los dos durante el periodo que dure el tratamiento.

Esta comprensión surge a medida que se va contando lo que sucede y ambos, terapeuta y paciente van comprendiendo el contenido de lo dicho. Lo que va diciendo el paciente es escuchado atentamente por el terapeuta y entre ambos van desarrollando una comprensión nueva de las dificultades que trajeron al paciente a la consulta. No piense usted que esto se hace en la primera sesión, a veces puede llevar dos o tres sesiones ver con claridad el tipo de problema con que está relacionado y cuál sería la mejor opción terapéutica. Esto requiere una colaboración entre ambos.

Es recomendable realizar una síntesis después de las dos o tres primeras sesiones qué denominamos reformulación del problema inicial. Esta reformulación ha de ser compartida entre paciente y terapeuta y debe de incluir varios elementos entre ellos cuáles van a ser los objetivos de la terapia y el tiempo estimado de tratamiento, esto permitirá evaluar la eficacia del tratamiento en función del cumplimiento de los objetivos que se han señalado.

El trabajo realizado hasta ahora debe de poderle ayudar para ir resolviendo sus dificultades a medida que va utilizando el plan que se ha desarrollado, de hecho, este plan sintetizado en la reformulación le va a poder ayudar a revisar como la Terapia va progresando a intervalos regulares.

Un terapeuta debe de estar entrenado en el tipo de terapia que está ofreciendo y debe de tener a sí mismo las acreditaciones que lo demuestran. Le aconsejo visite los requisitos que la Federación Española de Asociaciones de Psicoterapeutas exige. Conviene señalar que no todos los terapeutas y pacientes encajan de la misma manera. No todos tienen esa sensación de complicidad, de ser entendidos y sentir que pueden ser ayudados y, en definitiva, que ambos se sientan cómodos trabajando juntos. En ocasiones, antes de decidirse empezar un tratamiento de psicoterapia puede resultar de utilidad consultar con dos terapeutas, al menos, para elegir a aquel terapeuta con quien se encaje mejor. Resulta clave para que el tratamiento funcione.

Cuando vaya al terapeuta, que no sólo sea él quien le evalúe, evalúe Ud también si se siente cómodo con él y si las explicaciones y la forma de hacerlo, realmente le “llegan”.

Independientemente de que usted decida comenzar la psicoterapia con el profesional que realizó la evaluación, usted tiene derecho a solicitar que le sea entregado un informe sobre la evaluación en la que ha participado y que se le entregué una síntesis de la misma que deje clara cuál es la visión que el terapeuta tiene después de haber recogido todos los datos que fueron necesarios.

Usted tiene derecho a solicitar que aquella información que usted considere sensible e íntima y que no es relevante para el informe clínico, sea eliminada del mismo. Hay una situación peculiar en la que el terapeuta, si entiende que usted u otras personas cercanas pueden estar en riesgo, se vea en la obligación de tomar medidas que faciliten la protección.

Todas estas cuestiones relativas a la confidencialidad, tiene usted el derecho de poder hablarlas desde el primer momento con el terapeuta que ha elegido.